Vestuario de la industria alimentaria: por un trabajo bien hecho

0 comentarios

Cada trabajo requiere de unos conocimientos y una formación específica para ser desempeñado correctamente. De la misma manera es imprescindible disponer de la vestimenta adecuada. Por ello, el vestuario de la industria alimentaria presenta características especializadas para el sector industrial que aportan comodidad y seguridad al trabajador para llevar a cabo la tarea.

En general, los uniformes de trabajo son elementos imprescindibles para realizar cualquier tarea, pues aportan comodidad y protección ante el cometido a llevar a cabo. Además, poseen todo lo necesario para guardar los útiles imprescindibles para la labor del trabajador; están pensados para que sean manchados y evitar contaminar el producto que se está manipulando y, normalmente, están fabricados con el material adecuado a la profesión.

Trabajos manuales como los de los mecánicos de los coches o de ascensores requieren de un uniforme de trabajo que soporte la grasa de las herramientas; en el sector sanitario es imprescindible disponer de una especie de pijama (también una bata) que da comodidad al profesional facilitando su movimiento en el trabajo.

Del mismo modo, en otros sectores como el industrial, la ropa de trabajo ha de acomodarse por completo a las necesidades del puesto de trabajo. Así, la ropa de la industria de la alimentación no solo debe asegurar la comodidad y protección del profesional, sino también la inalterabilidad del producto alimentario que sea manipulado.

¿Cómo es el vestuario de la industria alimentaria?

Los profesionales del sector industrial alimentario utilizan ropa de la industria alimentaria específicamente preparada para este sector profesional. Por ejemplo, se trata de una vestimenta que no debe presentar ni botones ni bolsillos.

Esto es porque el vestuario de la industria alimentaria debe seguir una serie de rasgos y normas que facilita la labor del trabajador al tiempo que asegura la higiene y la seguridad alimentaria. De esta manera, se evita contaminar el producto alimenticio. Además, el trabajador debe disponer de varias mudas para poder cambiarse al menos una vez en su jornada de trabajo.

La ropa de industria de la alimentación no solo son uniformes de trabajo para el personal dedicado al tratamiento directo del alimento, sino que también incluye la ropa de trabajo para aquellos profesionales que se encargan del mantenimiento y la reparación de máquinas, la del personal de limpieza, etc. En fin, como en todo, abarca un amplio grupo de trabajadores que tienen obligación de garantizar el buen estado de los alimentos.

Concretamente, la norma BRC acerca del vestuario industrial del sector alimentario indica que los trabajadores deben estar perfectamente informados por parte de la empresa de cómo deben ser sus uniformes de trabajo y de qué manera deben prescindir de algunas prendas si acuden al servicio o a la cafetería. Asimismo, señala que todos los operarios tienen que contar con ropa indicada para la protección pertinente del producto, además de que toda la ropa deberá ser adecuadamente lavada después de cada uso.

¿Qué normas debe seguir el vestuario de la industria alimentaria?

Como ya se ha podido leer, es muy importante salvaguardar la higiene del alimento y mantenerlo sin adulterar en todo momento. Por lo tanto, es recomendable que la ropa de la industria de la alimentación siga las siguientes normas de vestimenta:

1. Sin botones ni bolsillos que puedan desprenderse de la ropa. Además, el cierre automático centra ha de encontrarse perfectamente guardado bajo una tapeta. Todo esto asegura la higiene del uniforme, pues elimina huecos en la ropa dificultando su limpieza. Puede ser que la ropa de la industria alimentaria disponga de bolsillos (elemento básico para guardar herramientas de trabajo), pero son de interior evitando la contaminación del producto.

2. Respecto de los puños de batas y chaquetas de trabajo, hay que saber que son esenciales para prevenir el roce con el producto que se está trabajando o que el mismo trabajador quede atrapado por la máquina de trabajo.

3. El uniforme de trabajo debe ser utilizado expresamente en el lugar de trabajo. Es más, los elementos protectores y demás deben quitarse, incluso, para acudir a la zona de fumadores, al comedor o al servicio.

4. Ha de guardarse en un lugar diferente del destinado a la ropa empleada para salir a la calle. Esto se debe a que debe disminuir aún más la exposición de la ropa de trabajo a algún tipo de contaminación del exterior.

5. Debe ser lavada en la propia fábrica siguiendo una serie de preferencias de lavado, o bien acudir a una empresa de lavandería.

6. Pelo adecuadamente recogido mediante una cofia eliminando la posibilidad de su caído en el producto mismo.

7. Igualmente es recomendable utilizar mascarillas faciales para evitar que el género se pueda contaminar al toser o estornudar.

8. Si se utilizan guantes, hay que hacerlo con la plena consciencia que deben ser cambiados continuamente. Así, con los guantes desechables es bastante recomendable hacer uso de un tipo determinado de guante, además, de un color diferente.

9. También es necesario optar por un calzado que sea cómodo y confortable, exclusivo para el puesto de trabajo.

Todas las normas aquí expuestas vienen determinadas por el anteriormente mencionada, de manera general, norma BRC. En ella, también viene indicado cómo ha de cuidarse la limpieza del uniforme de trabajo y evitar exponerlo a contaminación exterior. De modo que todo lo relacionado, tanto con la ropa propia del puesto de trabajo como con el uso que esta precisa y su misma limpieza, viene determinado por una normativa específica para todo ello: la empresa y el trabajador tienen la completa obligación de cumplirla.

¿Se precisa más información sobre este tema? No hay que dudar en consultar el enlace aportado, preguntar en la empresa o resolver cualquier incertidumbre allí donde se adquiera el uniforme de trabajo. Es muy relevante disponer de toda la información para realizar correctamente todos los pasos de protección y cuidado de la higiene en el ámbito laboral, así se evitan situaciones indeseadas, se cumplen las normas de seguridad y se realiza el trabajo correctamente. Para conseguirlo, es importante contar con empresas especializadas en vestuario para la industria alimentaria. ¡Adelante!

Fuente: Norma BRC