Tipos y utilidades en guantes de trabajo

0 comentarios

El guante forma parte del equipo o indumentaria al que en una actividad manual se le asignará una función. De ella van a depender los materiales empleados y el diseño o corte. Y también los acabados con los que se confeccione esta parte de un equipo de protección individual (EPI).

 

 

Guantes según el tipo de protección

Las leyes y normativas laborales protegen la integridad y la salud laboral de los trabajadores estableciendo unas reglas obligatorias de vestimenta. Las directivas europeas como la Directiva Marco (89/391/EEC) dan una pauta para que cada país incorpore normas similares a este respecto. Esto produce una confluencia internacional de estándares que terminan por imponerse en el mercado. (Información ampliada sobre normativa aquí)

EN 420:2003+A1:2009 - Guantes de protección - Requisitos generales y métodos de prueba

EN 388:2003 - Guantes de protección contra riesgos mecánicos

EN 388:2016 - Actualización de la Norma Europea EN 388:2003

EN 407:2004 - Guantes de protección contra riesgos térmicos (calor y/o fuego)

EN 12477:2001+A1:2005 - Guantes de protección para soldadores

EN 511:2006 - Guantes de protección contra el frío

EN 374-1:2003 - Guantes de protección contra productos químicos y microorganismos

EN 374-2:2003 - Guantes de protección contra productos químicos y microorganismos

EN 374-3:2003 - Guantes de protección contra productos químicos y microorganismos

EN 421:1994 - Guantes de protección contra las radiaciones ionizantes y la contaminación radiactiva

EN 455 - Guantes médicos desechables

EN 1149-1:2006 - Ropa de protección - Propiedades electrostáticas

EN ISO 17231:2011 - Cuero - Pruebas físicas y mecánicas - Determinación de la repelencia al agua del cuero para la ropa

EN ISO 14419:2010 - Textiles - Repelencia al aceite - Prueba de resistencia a los hidrocarburos

 

Protecciones comunes

1. Protección frente a golpes y rozaduras. Es una de las utilidades más obvia y antigua. Los trabajos en minería, transporte y pesca son muy recurrentes a esta clase de artículos. Sin ellos es posible que estemos faltando a algún artículo de la seguridad laboral que previene accidentes y riesgos para la salud. Los guantes de esta categoría suelen añadir alguna utilidad suplementaria como, por ejemplo, resistencia al deslizamiento.

2. Protección frente al frío y el calor. Es una función muy demandada en la industria cuando tenemos que trabajar con materiales a elevadas temperaturas o, por el contrario, a muy bajas. La siderurgia y los trabajos en cámaras frigoríficas industriales son dos ejemplos típicos en esta categoría. Se suelen emplear fibras naturales, térmicamente no conductoras o aislantes y acabados que protegen las zonas de la mano más expuestas a los impactos de sustancias a altas temperaturas

3. Protección frente a cortes. Cuando hemos de manipular objetos con bordes o filos cortantes, es necesario que reforcemos los puntos de agarre para evitar lesiones. Nuestras manos pueden verse comprometidas al soportar pesos elevados frente a objetos con capacidad cortante en alguna parte de su geometría. Los guantes de esta categoría, así como las demás, deben llevar el nombre del fabricante, nombre del guante, el tamaño o sistema de tallas y la identificación de la Unión Europea.

Protecciones especiales o reforzadas

4. Protección química, radiación ionizante y contaminación por radioactividad. La normativa de origen europeo marca una gradación en el tipo de protección que ofrecen los guantes. Para la industria química, los estándares de calidad se vuelven más rigurosos para evitar la acción de sustancias ácidas, básicas o corrosivas sobre la piel.

También debemos impedir que las sustancias resistentes a sustancias químicas resulten por sí mismas un riesgo añadido a la salud. Los distintos tipos de pH presentes en el ambiente de trabajo deben ser previstos por materiales estables frente al deterioro.

Con los equipos de protección radiológica, estas precauciones se multiplican. La impermeabilidad, la presencia de partículas de plomo y las pruebas de resistencia al deterioro son exámenes estándares para probar la calidad de estas prendas.

5. Protección sanitaria de alimentos. Es una condición básica para mantener la calidad sanitaria de los alimentos por las personas que trabajan con ellos. Con este tipo de guantes es importante conservar la destreza manual y, a veces, cierta sensibilidad táctil para realizar las tareas delicadas.

6. Guantes para trabajar con materiales conductores de corriente eléctrica. Ocupan la categoría máxima en cuanto a protección de la vida del trabajador. Normalmente está establecida con un número que, en este caso, es el de categoría tres. Las cualidades del guante van etiquetadas en cada una de las piezas con las normas bajo las que se acogen.

Una cualidad muy destacable para este tipo de prendas es que podamos lavarlas fácilmente. También que no queden adheridas sustancias en la superficie que puedan ser objeto de difusión bacteriana involuntaria. Por eso las superficies lisas y carentes de porosidad son las preferidas y recomendadas por las industrias alimentarias.

 

Guantes para el trabajo según el material empleado en su fabricación

 

El cuero sintético o natural y la fibra de algodón son habituales cuando buscamos el confort del trabajador. Son recursos muy probados en vestimenta a lo largo de la historia. Los materiales plásticos también tienen un gran protagonismo por sus propiedades de resistencia, aislantes y de precio.

La industria química ha añadido como materiales polivalentes el nailon, neoprenos e incluso PVC para obtener resistencias mecánicas elevadas. Los nitrilos y el látex otorgan buenas cualidades para garantizar la asepsia en el contacto con materiales biológicos.

Los guantes reparten estos materiales en varias partes del diseño. Pueden ir tanto en el exterior como en el interior, o bien como refuerzos o recubrimientos.

 

Clasificación de la prenda según su dexteridad

La dexteridad es una cualidad directamente enlazada con el concepto de destreza. El guante, en su labor protectora, también supone una barrera para el sentido del tacto que a veces tiene un papel importante en las operaciones.

Es conveniente, por lo tanto, que en la información comercial quede claro el grado en el que esta cualidad queda afectada. Una pérdida de sensibilidad podría añadir peligros o riesgos no deseados.

 

Diseño de guantes para ocupaciones concretas

 

Los equipos de protección individual tienen establecidas tres categorías de protección. Estas mismas nos sirven para clasificar a los guantes como una parte integrante de los mismos.

Los guantes de látex, por su flexibilidad, otorgan una gran movilidad a los dedos. Se pueden percibir las texturas de superficies, cambios de temperaturas e irregularidades pequeñas en objetos de cierta complejidad geométrica. Son muy útiles en servicios sanitarios o de la industria alimentaria.

Los guantes de soldador están preparados para soportar fuentes intensas de calor y aíslan de cierto grado de potencial eléctrico. Los guantes de bomberos también poseen estas cualidades, si bien dan una mayor libertad para los movimientos y la medida de la presión ejercida.

 

En resumen

Como síntesis final, el guante de trabajo protagoniza una buena parte de la vestimenta de planta industrial para multitud de ocupaciones. Es una tarea de la formación en riesgos laborales trasladar a cada agente productivo las calidades, utilidades y garantías de estos instrumentos de productividad.

imágenes adicionales