¿Qué tipo de vestuario es el más adecuado para tu trabajo en sanidad?

0 comentarios

La ropa laboral en sanidad tiene una importancia crucial para conseguir una imagen pulcra, que genere confianza. limpieza y profesionalidad van de la mano. Muchas veces se dan errores y no siempre se elige el vestuario más adecuado.

La desinformación y la presencia de vendedores que tratan de dar salida a su género como sea hacen que haya profesionales con vestuarios que podrían ser mejorables. Realmente, existen particularidades de cada trabajo que hacen que cada vestuario tenga ciertas características.

Hay estudios científicos que señalan la relación positiva entre usar un vestuario adecuado y la productividad laboral. Así, cuando los trabajadores van correctamente vestidos, logran hacer su trabajo con los mejores resultados posibles, por lo que la rentabilidad de invertir en nuevos vestuarios es muy alta.

Todas las empresas de éxito cuidan que sus empleados siempre vistan de forma conveniente. La consecuencia de no hacerlo es terrible, pues cuando la clientela percibe una imagen negativa de la empresa es muy difícil que esa idea cambie. No solo significa perder un cliente, sino también empeorar la opinión pública sobre el negocio.

Siempre que se vaya a encargar ropa para el trabajo debe hacerse en un lugar de confianza. La venta de vestuario es un mercado con mucha competencia, donde una de las estrategias para lograr captar clientes es reducir precios y, para conseguirlo, irremediablemente deben reducir costes. El resultado es ropa, accesorios y complementos, de pésima calidad, con los peligros que ello conlleva.

Sin embargo, resulta inútil ahorrarse un poco de dinero a costa de tener que cambiar de material en poco tiempo y que este no funcione correctamente desde el principio. Es enorme el riesgo de unos guantes o una bata que se rompan en un momento en el que son requeridos para actuar como barrera.

La salud laboral es un hecho regulado. Existen leyes, decretos y normativas que es muy importante tener en cuenta. En caso de que se cometiese alguna infracción, las consecuencias pueden ser muy graves, puesto que son temas que afectan a la salud pública y, por lo tanto, existe una fuerte responsabilidad por parte de todos los profesionales implicados.

Toda la legislación está diseñada para garantizar que los usuarios estén protegidos, con lo que cualquier medida preventiva en el tema sanitario es muy pertinente para reducir algunos de los actuales problemas.

Tipos de vestuario laboral

Lo primero que debemos tener en cuenta es que se puede escoger entre diferentes tipos de vestuario sanitario y que, dentro de cada uno de ellos, existen varias opciones para que cada profesional tenga exactamente lo que más le conviene.

La indumentaria juega un papel fundamental para la asignación de roles. En el campo laboral mejora la comunicación entre los diferentes puestos, ya que rápidamente pueden identificarse unos a otros. También tiene una finalidad práctica, pues mejora la efectividad del trabajo diario, con bolsillos que permiten la movilidad y protegen de la contaminación proveniente de la calle.

Existen muchos tipos de vestuarios, diferentes según qué tarea se vaya a llevar a cabo. Se trata del conjunto de ropas, complementos y accesorios que son utilizados: desde los pantalones, casacas, batas y chaquetas, hasta los guantes o el calzado.

En el ámbito laboral puede entenderse como equipo de trabajo, pues su función es similar a la de otras herramientas necesarias para el desempeño profesional.

Cuál es el más adecuado según tus necesidades

El vestuario responde a dos criterios, estético y práctico. Considerando los objetivos de salud, en el caso del personal sanitario, la función estética se refiere a la imagen. Hay consecuencias psicológicas muy importantes de apreciar un entorno adecuado o uno en mal estado.

Un ejemplo claro es la llamada teoría de los cristales rotos , que explica cómo cuando un edificio tiene un cristal roto aumentan las posibilidades de que haya más con el tiempo. Lo mismo se puede aplicar a cualquier negocio, donde una mancha o falta estética que perciban los potenciales clientes puede deteriorar la imagen de toda la empresa.

En el trabajo sanitario, la ropa blanca aporta una imagen de pulcritud muy potente. Es importante que sea de calidad para que ese color no se vaya perdiendo, y no acabe así amarillento o lleno de manchas. La bata sanitaria es una prenda fundamental de la ropa laboral en sanidad, tanto por estética como por práctica, es una barrera entre el entorno y el profesional, garantizando que no haya contaminaciones indeseadas.

Es necesario recordar lo peligroso de utilizar en el ámbito sanitario ropa que ha estado expuesta a escenarios abiertos, ya que resulta imposible conocer la cantidad y cualidades de las sustancias que han podido quedar depositada en su superficie.

Para el uso práctico hay dos cuestiones a tener muy cuenta: la existencia y el tamaño de los bolsillos y la comodidad. Muchos profesionales necesitan estar constantemente transportando material médico o de otro tipo, pero también relacionado con el trabajo (como el teléfono o una libreta donde hacer apuntes), para lo cual es muy útil contar con unos bolsillos adecuados.

Respecto a la comodidad, el punto principal es que permita moverse de forma ágil. Por ello, es importante escoger la talla adecuada (una demasiado pequeña limitará el movimiento).

Es recomendable que cada lugar de trabajo tenga establecidas de forma explícita sus debilidades y los objetivos a la hora de elegir los vestuarios. Por ejemplo, si el problema de la empresa es que tiene mala fama, lo más importante sería mejorar la imagen; para ello lo más adecuado sería conseguir el material de mejor calidad posible.

Por contra, si el problema es operativo , como que los trabajadores no se coordinen correctamente o no tengan la productividad deseada, la parte práctica es la más importante: habrá que buscas vestuarios y colores que ayuden a realizar el trabajo.

En resumen, la ropa es una parte imprescindible de una buena praxis médica. Para elegir la más adecuada es necesario tener en cuenta criterios estéticos (imagen profesional, distinciones de roles) y criterios prácticos (movilidad ágil, posibilidad de transportar pequeñas herramientas, higiene y salubridad).

En cualquier caso, utilizar materiales de primera calidad es una condición necesaria para que la ropa laboral en sanidad sea adecuada. Dichos materiales deben ser resistentes, ya van a ser usados durante mucho tiempo cada día; y deben de estar carentes de sustancias tóxicas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.